La manicura francesa: origen y uso

Hola, chicas! En el post de hoy hablaré de la famosa manicura francesa. Elegante y sofisticada, excelente para cualquier ocasión. Por su complejidad, es mejor que te la hagan en tu centro estético de confianza. Así también garantizarás que te dure más.

A pesar de todo, en los tiempos que corren muchas mujeres tienen que renunciar al gasto que supone una manicura profesional. En vez de esto, optan por una de casera con productos económicos. En este caso, te presento un kit fantástico para obtener una manicura francesa en casa pero con resultados profesionales. Además, está a muy buen precio: http://www.compra-venta.es/kit-manicura.

De dónde viene

Hablemos primero del origen de la manicura. Hay diferentes teorías que explican cómo surgió pero la que ha tomado más importancia ha sido la que cuenta que este tipo de manicura fue inventado por la empresa MaxFactor. Se fundó en 1909 e inventaron la manicura francesa en los años 30 para las fashionistas parisinas.

Manicura francesa

Foto de buenasalud.net

El nombre, sin embargo, no cogió fuerza hasta el 1978, cuando el fundador de Orly, una empresa de esmaltes de uñas, empezó a comercializar kits de la “manicura francesa original”. Este tipo de manicura se caracteriza por tener un color neutro (beige o rosado claro) y la punta de color blanco, imitando a la uña natural pero mejorada.

Marcas top

Uno de los kits de manicura francesa más demandados es el de la marca Sally Hansen. Ofrecen una gran gama de productos para uñas, incluyendo un esmalte para evitar que te las muerdas que contiene un componente que le da un sabor amargo. De este modo, se te quitan las ganas de ponerte los dedos en la boca. Sus productos contienen ingredientes que nutren las uñas dejándolas sanas y cuidadas. En particular, el kit de manicura francesa de Sally Hansen incluye las puntas blancas, una base de color rosa pálido (el tono en concreto es Sheerly Opal) y la capa de acabado.

Cómo usar el kit en casa

Con las uñas limpias y secas, empieza limándolas para obtener la forma deseada e igualarlas en longitud. No te olvides de limarlas también por encima para que queden totalmente lisas. A continuación, asegúrate de que no hay residuos sobre ellas. Aplica la base coat que viene con el kit: http://www.compra-venta.es/. Al cabo de tres minutos, aplica las pegatinas que vienen con el kit en las uñas, con cuidado. Deja la punta al descubierto para poder pintarlas de blanco.

manicura francesa kit

Foto de proximaati.com

Una vez hechas las puntas, que es la parte en la que se requiere más paciencia y precisión, déjalas secar unos cinco minutos y luego quita la pegatina, destapando toda la uña. Espera otros cinco minutos a que el color blanco esté completamente seco. Aplica después el color de uña en toda la superficie de la misma, hasta las puntas. Puedes dar una o dos capas dependiendo del tono que prefieras obtener. Para terminar, aplica la capa de acabado transparente para un extra de brillo y protección.

Espero que te animes a probar la manicura francesa en casa. A mí me relaja muchísimo hacerme la manicura a mí misma, es un momento de la semana súper esperado para dedicarme un tiempo a cuidarme.

admin